09/10/2021

Lo pasado, ¿pasado está?.

Comparte esta entrada de mi blog:

El pasado en ocasiones es un buen aliado que nos recuerda:

Qué no hacer.

A dónde no ir.

A quién no llamar.

Qué no repetir.

Dónde no poner la atención.

Y así podríamos continuar escribiendo aprendizajes extraordinarios de nuestra experiencia de vida.

Cierto es que no siempre se muestra tierno y nos enseña con mimo, a veces viene de repente y se muestra implacable trayendo al presente sucesos que nos dañan, y nos paralizan impidiendo avanzar.

Ante esto, ¿qué podemos hacer?

Parar y ver el aprendizaje que nos trae. El aprendizaje no siempre es nítido, en ocasiones nos invita a transitar por sus fases: la negación, la rabia y la aceptación de ese hecho que nos daña y que forma parte del proceso.

Cuando aceptamos y comprendemos las cosas que nos suceden estamos preparados/as para avanzar, para seguir adelante porque hemos no solo comprendido lo sucedido, sino que lo hemos integrado y dado un lugar en nuestra vida.

Y así poco a poco nos vamos dando cuenta:

Qué hacer.

A dónde ir.

A quién llamar.

Qué repetir.

Dónde poner la atención.

Ya los lo dijo George Santayana (1863-1952) Filósofo y escritor español: “Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”.

0 0 Valoraciones
Valoración
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Todos los comentarios
0
¿Te gustaría dejarme un comentario?x
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad