14/06/2020

El poder de la intención

Comparte esta entrada de mi blog:

Hay en el universo una fuerza inconmensurable, indescriptible, que los chamanes llaman «propósito», y absolutamente todo lo que existe en el cosmos está ligado al propósito por un vínculo de conexión. Carlos Castaneda

Durante los últimos meses me he sentido atraída por profundizar en los conceptos de intención y propósito, seguramente influida por la situación actual que estamos viviendo. El parar el ritmo diario debido a esta crisis sanitaria me ha permitido preguntarme cuál es mi propósito en la vida, si ya lo había encontrado o continuaba en el camino de búsqueda.

Leo mucho a Wayne Dyer, tengo muchos de sus libros en mi pequeña biblioteca personal y suelo releerlos y trabajar en sus enseñanzas.

En su libro el poder de la intención, define a la intención como una fuerza que todos llevamos en nuestro interior. La intención es un campo de energía que fluye de una forma invisible fuera del alcance de nuestros hábitos normales cotidiano. Algunos investigadores creen que nuestra inteligencia, creatividad e imaginación interactúan con el campo de energía de la intención, no que sean pensamientos de nuestro cerebro.

Para Wayne, en el universo todo lleva una intención intrínseca, por ejemplo:  una flor de manzano en primavera parece simplemente una florecita preciosa, pero tiene un propósito intrínseco y en verano se manifestará como una manzana. La intención no yerra, la flor del manzano no se transformará en una naranja, la naturaleza se limita a desarrollarse armónicamente a partir del campo de la inclusión. Esta energía e intención también se desarrollan en nosotros/as.

La intención de este universo se manifiesta en tropecientas mil formas en el mundo físico, y cada parte de nosotros/as incluyendo el alma, los pensamientos, las emociones, y por supuesto el cuerpo físico que ocupamos forma parte de esta intención. Si la intención determina todo ¿por qué ponemos el foco en el deseo de alcanzar lo que no tenemos, en vez de invertir el tiempo en agradecer lo que tenemos?

Los seres humanos a diferencia de los animales tenemos algo que llamamos Ego, una idea sobre quiénes y qué somos qué elaboramos nosotros mismos. Al permitir que el Ego decida el sendero de nuestra vida, desactivamos la fuerza de la intención, ¿cómo lo hace?, aquí tienes algunas convicciones del Ego:

  • Soy lo que tengo. Lo que poseo me define.
  • Soy lo que hago. Lo que consigo me define
  • Soy lo que los demás piensan de mí. Mi reputación me define.

Por mucho que lo intentemos no podemos acceder a la intención por medio del Ego.

Te propongo qué dediques un tiempo a reconocer y reajustar algunas de estas convicciones, a medida que se vayan debilitando en tu vida, podrás buscar la intención y aumentar tu potencial, ¿te animas?

0 0 Valoraciones
Valoración
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Todos los comentarios
0
¿Te gustaría dejarme un comentario?x
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad